Su patrimonio arquitectónico está compuesto por la que quizá sea la plaza de toros más antigua de la provincia, excavada a pico y rodeada de paredes naturales con restos de túnel y con forma de herradura; también destaca la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, gótica del siglo XVI, y con una airosa torre del siglo XVII. El retablo del altar es de estilo barroco y representa la Anunciación y la Adoración de los Pastores, pero es la figura barroca del Santo Cristo del Consuelo la que más devoción despierta entre los dezanos.
 

Destacan en su entramado arquitectónico multitud de casas blasonadas, así como la muralla de origen árabe. Y por supuesto su edificio principal, el palacio de los Hinojosa de planta cuadrada, con dos torres y patio de dos plantas porticado de ocho columnas redondas y arcos de medio punto, dónde actualmente se encuentra ubicado el ayuntamiento.
 

El torreón de Medinaceli, actualmente restaurado, que formaba parte del Palacio del Duque de Medinaceli situado en la Fortaleza.

La Casa Alta, edificio medieval, en estado de abandono.

El Palacio de las Barrionuevo o Barnuevo.

Aunque contaba con cinco ermitas, hoy sólo se conservan tres: La Soledad, San Roque y San Antonio.


Galería de Imágenes

Comparte esta Página